En noviembre, la industria y construcción tuvieron enormes retrocesos

Home Negocios En noviembre, la industria y construcción tuvieron enormes retrocesos
En noviembre, la industria y construcción tuvieron enormes retrocesos

La industria manufacturera siguió en retroceso y en noviembre se desplomó al récord del 13,3%.

En noviembre se acentuó la caída de la industria y de la construcción según los datos del Indec. Por séptimo mes consecutivo, y con caídas generalizadas en todos los sectores menos dos, la industria manufacturera siguió en retroceso y en noviembre se desplomó al récord del 13,3%. Así ya en julio quedó en cero el crecimiento que había tenido durante los primeros meses del primer semestre y a noviembre acumula en 11 meses una caída del 3,8%. Por su parte, la construcción se contrajo 15,9% en términos interanuales. En ambos casos, tuvieron la mayor caída en el año.

En la comparación de noviembre de 2018 con respecto al mismo mes de 2017, y con retrocesos de dos dígitos en sectores claves, los desempeños fueron los siguientes:

* industria textil -32,2%,

* metalmecánica excluida la industria automotriz -26,2%,

*productos de caucho y plástico -17,4%,

* edición e impresión -16,7%,

* industria automotriz -14,8%,

* productos minerales no metálicos -10,5% ( vidrio, cemento, materiales para la construcción),

* refinación del petróleo -6,7%,

* papel y cartón -5,7%,

*elaboración de sustancias y productos químicos -5,5%,

*industria alimenticia -4,0%,

Las actividades que se expandieron fueron:

-Tabaco 1,5%,

– industrias metálicas básicas ( acero y aluminio) 4,1%.

“El muy bajo dinamismo del mercado interno y el retroceso del crédito –tanto al consumo como para financiar la actividad de las empresas– estarían teniendo más efecto en la industria, al menos por el momento, que la mejora en la competitividad derivada del salto del tipo de cambio real”, explica la consultora LCG.

Para los próximos meses, los industriales dicen que continuará la baja de la demanda interna, mientras esperan exportar más. Con relación al empleo, la mayoría de las empresas no espera cambios. Pero 29,2% anticipa disminuir sus dotaciones de personal y 7% prevé un aumento.

Por su parte, luego de la expansión en 2017 y en el arranque de 2018, a partir de junio la actividad de la construcción pasó a estancarse para desde septiembre ingresar en una fuerte caída. Esto sucedió por los recortes en la obra pública y el freno a los proyectos publico-privados (PPP) sumadas a las consecuencias de la disparada del dólar y de la tasa de interés sobre el valor de las propiedades y los créditos hipotecarios.

La construcción se desplomó en noviembre 15,9%, manteniéndose aún en los 11 meses del año pasado en terreno positivo de 2,7% por los buenos números entre los meses de enero a abril.

A su vez, las expectativas de las grandes empresas del sector “muestran expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período diciembre 2018-febrero 2019, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas o públicas”.

Para 2019, LCG  no espera que la industria y la construcción traccionen fuertemente la actividad económica. “Por el lado de la construcción, si bien la devaluación licuó los costos aumentando así la rentabilidad, la escasez de crédito hipotecario e ingresos reales sin una gran recuperación impondrán un límite a la demanda. La industria podrá mostrar un mejor desempeño, aunque no se tratará más que una recuperación por lo ocurrido en 2018. Además, será heterogénea entre sus sectores. La mejora se concentrará en las ramas vinculadas al agro, fuertemente golpeados en 2018 por la sequía, los dependientes de la demanda de Brasil, sector energético y aquellos que logren sustituir importaciones”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada.