Inflación argentina: para el FMI, subirá a 39% el año que viene

Home Política Inflación argentina: para el FMI, subirá a 39% el año que viene
Inflación argentina: para el FMI, subirá a 39% el año que viene

La economía caerá 3,1% en 2019 y 1,3% en 2020.

En un clima de incertidumbre sobre el rumbo económico que tomará Argentina tras las elecciones, el Fondo Monetario Internacional pronostica que el país seguirá en recesión el año próximo (-1,3%), según un informe revelado este martes en Washington, que dibuja un panorama mucho más sombrío que antes de las PASO. El reporte también proyecta para 2020 una inflación de 39,2% y un desempleo de 10,1%.

En el inicio de la Asamblea anual del FMI y el Banco Mundial, que convoca a ministros de Hacienda y presidentes de Bancos Centrales de todo el mundo, la economista jefe del Fondo, Gita Gopinath, reveló los pronósticos actualizados de la economía mundial, que están concentrados en el Informe de Proyecciones Globales (WEO, por sus siglas en inglés).

Según estima el organismo, la Argentina terminará este año con un crecimiento negativo de -3,1% y continuará en recesión el próximo (-1,3%), aunque con una leve mejoría. Si bien es muy difícil plantear un escenario certero a largo plazo, y menos cuando hay elecciones en menos de dos semanas y un posible cambio de presidente, el organismo hace una apuesta al crecimiento de un 3,4% recién para 2024.

Los números coinciden básicamente con los divulgados días atrás por el Banco Mundial para este año y para el que viene, aunque este organismo estima la salida de la recesión en 2021, con un leve crecimiento de 1,4%. En Fondo no da números para ese año, pero, según supo Clarín, estiman que el país podría comenzar a crecer “a fines del año próximo”.

Respecto de la inflación, el FMI prevé que será un fenómeno difícil de domar rápidamente: proyecta un 57,3% en 2019 y un 39,2% en 2020 (inflación anual, medida a fin de período). El desempleo llegará al 10,6% este año y bajará levemente a 10,1% en 2020.

Además de las cifras, el reporte no ofreció detalles de las causas o del estado de la crisis argentina, más allá de mencionar que “la economía se contraerá en 2019 debido a “una caída en la confianza y al endurecimiento de las condiciones del financiamiento externo”.

Consultada sobre si los recientes resultados en Ecuador y Argentina afectaron la reputación del Fondo en América latina, Gopinath, economista jefe del organismo, dijo en una conferencia de prensa que «lo único que quisiera señalar es que el Fondo Monetario acude a estos países cuando son épocas de tensión, cuando hay situaciones difíciles que se encaran y es desafortunado que haya dificultades que tenga que enfrentar la población. Pero ese es el desafío con el que tenemos que lidiar. Es un desafío que enfrentan las autoridades de esos países y siempre es nuestra intención hacer lo mejor para el beneficio de las poblaciones de esos países, trabajando estrechamente con las autoridades».

Según supo Clarín, el Fondo tuvo que cambiar drásticamente los pronósticos respecto de los del último informe en abril debido al resultado de las PASO, que causó un tembladeral financiero que alteró todas las proyecciones. De hecho, en aquel entonces estimaban para este año una caída de -1,2% de PBI y un crecimiento de 2,2% para el año próximo, con una inflación de 21,2% para 2020, cifras mucho más optimistas que las reveladas este martes.

Además, señalan que cualquiera sea el pronóstico también hoy es “muy tentativo” porque no solo hay una elección de por medio sino porque existe gran incertidumbre sobre la economía que viene, sobre todo si es conducida por Alberto Fernández.

En Washington señalan que el organismo tiene que “colocar un número” en el informe, pero que es muy difícil predecir porque “no se conocen las medidas, el marco de lo que se va a implementar ni la velocidad”, si hubiera un cambio de guardia en La Rosada.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada.